El puerto de Granadilla, será inviable un 80% de los días al año



Este martes 20, el Tribunal Supremo resolverá sobre el recurso de casación interpuesto por la Administración y ENAGÁS, relativo a la viabilidad de la Planta Regasificadora del Puerto de Granadilla. Puerto que solamente estaría operativo un 20 % de los días del año, según informe pericial encargado por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias
 “Granadilla es   el lugar donde están realizándose las obras de construcción de un  puerto, en el cual se contempla la instalación del proyecto de instalación de la planta regasificadora cuya autorización se recurre. Quiere ello decir que la viabilidad y construcción de dicho puerto es un requerimiento para la viabilidad de nuestro proyecto.
La zona donde se prevé la instalación de la planta Regasificadora es un lugar donde la fuerza del viento hace imposible la maniobrabilidad de buques de peso.”
            Esta afirmación está recogida en el estudio pericial realizado por Don Fernando Lucas Correa Hernández, capitán de la Marina Mercante,  el cual fue designado por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, como perito para el procedimiento ordinario 0000216/2005.
No lo dicen los ecologistas, ni los perroflautas, ni los del no a todo, lo dice un informe pericial con datos y mediciones científicas encargado por el TSJC, con el que se ha elaborado este artículo. Leer artículo completo en los siguientes enlaces:
http://eldigitalsur.com/tenerifesur/granadilla/puerto-granadilla-sera-inviable-80-los-dias-al-ano/


http://www.lacasademitia.es/articulo/firmas/regasificadora-granadilla-estaria-localizada-puerto-paralizado-quintas-partes-ano-isidro-lopez-neira/20180219074337077472.html


http://www.sanborondon.info/index.php/noticias/medio-ambiente/76463-la-regasificadora-del-puerto-de-granadilla-solo-estaria-operativa-un-20-de-los-dias-del-ano

SRES. HOYER, JUNCKER Y TAJANI: QUEREMOS RENOVABLES






Escrito por Antonio Morales Méndez. 
Presidente del Cabildo de Gran Canaria.  

Ante los intentos del Gobierno de Canarias de imponer el gas ciudad en nuestra Isla sin contar con la ciudadanía, los ayuntamientos o el Cabildo, me he dirigido a distintas instituciones de la UE para hacerles llegar la oposición del Gobierno de Gran Canaria a una iniciativa que vulnera los principios más elementales de sostenibilidad y cambio climático de la UE y para  expresarles nuestro compromiso ineludible y firme en la apuesta por políticas energéticas y sociales de vanguardia, con visión de futuro y adaptadas a las recomendaciones de la comunidad científica, de la Unión Europea y de Naciones Unidas. Este es el contenido literal.Estimado Sr. Werner Hoyer,

Me dirijo a Vd. para trasladar la más profunda preocupación de la entidad que represento, tras conocer que el Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha otorgado un préstamo de al menos 125 millones de euros a la empresa privada REDEXIS para financiar la expansión masiva de nuevas estructuras de hidrocarburos (gas) en las Islas Canarias. En este sentido, le ruego intervenga para valorar y activar en consecuencia los oportunos mecanismos de la entidad financiera que preside a fin de reconsiderar dicho préstamo, dirigiendo este importante capital público hacia aquellas actividades que respondan positivamente a los tres principios fundamentales establecidos por el propio BEI. Como Vd. sabe, los objetivos prioritarios de la corporación que representa son: impulsar el potencial de crecimiento y empleo de Europa; apoyar medidas para mitigar el cambio climático y, en tercer término, fomentar las políticas de la UE en otros países. En consecuencia, entendemos que la decisión de sufragar con capital público europeo la actividad expansiva de combustibles fósiles en Europa -o en cualquier otro territorio del planeta-, vulnera los postulados del propio BEI por contravenir explícitamente los acuerdos internacionales de mitigación de Gases de Efecto Invernadero (GEI), afectando al tiempo los intereses presentes y futuros sociales, territoriales, económicos y medioambientales de Canarias y, por ende, de la Unión Europea.

La magnitud de la amenaza del calentamiento global en el planeta requiere potenciar con la máxima urgencia el desarrollo de energías renovables y, en esta prioridad, las instituciones públicas europeas desempeñan un papel decisivo por su necesaria contribución para implementar modelos energéticos limpios y sostenibles en todas las geografías de los Estados miembros.  Aunque las Islas Canarias poseen unas características climáticas excepcionales para el desarrollo de este tipo de modelos, la realidad actual (2017) cifra en un 92´3 % la cuota de generación eléctrica producida por combustión de hidrocarburos en el conjunto del archipiélago, generando, junto a las emisiones derivadas del tráfico rodado, marítimo y aéreo (más de 17 millones de turistas acudieron a las Islas en 2017) una de las más altas cotas de emisiones GEI de toda Europa. Esta huella de carbono es insostenible desde todas las perspectivas analizadas en las dinámicas de progreso de la Unión Europea, y aunque el grado de dependencia de los hidrocarburos podrá reducirse con la progresiva apertura de futuros parques eólicos proyectados en las Islas, la introducción del gas como fuente energética masiva representa un inaceptable freno a las fuentes renovables impidiendo al tiempo -sin ningún género de duda- alcanzar los objetivos de mitigación desde Canarias instados por la propia Unión Europea y por Naciones Unidas.

El acuerdo suscrito recientemente entre el BEI y REDEXIS, alude a que la inversión dirigida a expandir el gas en Canarias se enmarca en el denominado Plan Junker para impulsar la creación de empleo, el crecimiento y la competitividad en sectores energéticos, medioambientales y lucha contra el cambio climático, pero es evidente que la anunciada inversión del BEI choca frontalmente también con los principios fundamentales del mencionado Plan Europeo.  Como puede Vd. verificar, diversos países de la Unión Europea y grandes ciudades del continente abordan en la actualidad el progresivo cierre de plantas y redes de distribución de gas respondiendo a sus firmes compromisos de reducción de emisiones contaminantes, por lo que resulta muy difícil explicar y entender que en Canarias fomenten ustedes políticas antagónicas sobre tan denotados  y necesarios esfuerzos.

La inversión capitalizada por el BEI para crear redes de almacenamiento y distribución del gas aire propanado en Canarias, se sustenta, según el promotor REDEXIS, en una supuesta benignidad de este hidrocarburo al conllevar reducciones del 30% en las emisiones de CO2, del 20% de GEI, del 85% de partículas, del 50% de óxidos de nitrógeno y del 90% de óxidos de azufre con respecto a otros hidrocarburos. Sin embargo, aún otorgando validez a estos parámetros que en realidad no se cumplen, el aire propanado mantendría emisiones del 70% de CO2, del 80% de GEI, del 15% de partículas, del 50% de óxidos de nitrógeno y del 10% de óxidos de azufre con respecto a otros hidrocarburos.

Y expresamos que dichos parámetros no son correctos porque los datos expuestos por los promotores están determinados exclusivamente por las emisiones derivadas de la combustión, excluyendo los cómputos de emisiones generadas en los procesos de extracción, procesamiento, transporte y distribución del hidrocarburo en cuestión. Desde la perspectiva económica, debe Ud. Saber que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), organismo público español, ha rechazado, en un informe del pasado 7 de septiembre, la viabilidad de la regasificadora de Tenerife “hasta que no se disponga de las mencionadas garantías de uso de la planta y de los correspondientes estudios económicos que comprueben la sostenibilidad del sector del gas natural tras la gasificación de las Islas Canarias”.

Es evidente que la inversión de REDEXIS, que podría alcanzar los 500 millones de euros solo en la canalización del gas en decenas de municipios isleños, será finalmente sufragada por la ciudadanía canaria mediante un proceso inherente de endeudamiento durante décadas, incluyendo el riesgo de que, en caso de déficit futuro de la operación, los sobrecostes se cargarían también a los usuarios contractuales del gas en primer término y a los no usuarios en segundo término, como ha sucedido en el caso de la Plataforma Castor (Castellón/Tarragona, España) que el BEI conoce con precisión. También debe Vd. ser informado que la rentabilidad de esta operación debe ser evaluada en relación al volumen de consumidores que decidan contratar voluntariamente el gas en sus domicilios o empresas, y este dato ni está determinado en la actualidad ni puede estimarse porque no existe obligatoriedad para ser contratado; considere Vd. en este contexto que, un número también indeterminado pero importante de usuarios, rechaza hoy este modelo energético en Canarias por razones económicas, de seguridad y medioambientales. En este sentido, es destacado informar que en Canarias no existe, a diferencia de otros territorios continentales europeos, ninguna red tradicional a gran escala de suministro de gas natural o aire propanado, por lo que acometer esta infraestructura en el Siglo XXI cuando las políticas inducen y exigen reducir y eliminar hidrocarburos, es del todo contradictorio y perjudicial. Y especialmente contradictorio en un territorio como las Islas Canarias, dotado de una de las más elevadas riquezas ambientales por su biodiversidad, de un elevado potencial de fuentes renovables y, obviamente, expuesto a serias fragilidades y vulnerabilidades derivadas de los efectos del calentamiento global. Como Usted bien sabe, la política energética de la Unión Europea para las islas de las Regiones Ultraperiféricas, prioriza en el uso de energías limpias para reducir su dependencia de los combustibles fósiles, resultando a todas luces un contrasentido que desde la Unión Europea y desde el Banco Europeo de Inversiones se sufrague una nueva infraestructura de gran magnitud para almacenar, procesar, distribuir, consumir y quemar más combustibles fósiles.

El Banco Mundial anunció el pasado mes de diciembre en París su compromiso para abandonar la financiación de operaciones de exploración y explotación de hidrocarburos a partir del próximo año 2019, por lo que instamos al Banco Europeo de Inversiones a promover de forma efectiva una senda homóloga de reducción de causas y efectos del cambio climático, focalizar sus inversiones energéticas a las fuentes sostenibles, limpias y renovables, y rechazar con firmeza el respaldo a intereses privados sustentados en la producción y comercialización de combustibles contaminantes con inevitable proyección de declive.

Somos muy conscientes del relevante papel del Banco Europeo de Inversiones en el diseño, avance y consolidación de políticas sociales para beneficio de la población europea, y por ello traslado nuestra más sincera y abierta disposición a cooperar con la entidad que representa en la consecución del conjunto de tan trascendentes objetivos.

Atentamente,

Antonio Morales Méndez
Presidente del Cabildo Insular de Gran Canaria

CC:

Mr. Jean-Claude Juncker, Presidente de la Comisión Europea
Mr. Antonio Tajani, Presidente del Parlamento Europeo

Charla audiovisual, martes 20 en el M3 de El Médano. Entrada libre.





Porqué No al gas en Canarias








Porque no es un proyecto de utilidad pública.

No responde a una demanda de la ciudadanía. Es un negocio particular que hipotecará a los/as canarios/as durante décadas.

Existen alternativas de abastecimiento energético más baratas y eficientes, limpias e ilimitadas y Canarias es el lugar más favorecido por la naturaleza para desarrollarlas.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, organismo vinculante en la implantación de infraestructuras energéticas, emitió recientemente un informe desfavorable a la entrada de gas en Canarias.

Consumamos o no el gas, lo pagaremos todos los ciudadanos en los peajes anuales de las facturas correspondientes, como se ha demostrado este año con el cierre de Castor.

Ninguna empresa hace una inversión multimillonaria para implantarse de forma transitoria, como insiste en decir el Gobierno de Canarias que es.

Porque es un disparate abrir miles de kilómetros de zanjas en nuestros pueblos y ciudades y pretender que los ciudadanos hagan un gasto enorme de sus bolsillos para conectar sus viviendas, así como para cambiar todos sus electrodomésticos eléctricos a gas, “sólo mientras dure la transición a las renovables”

Porque aumentará nuestra dependencia del exterior.

Tanto el propano, como el gas licuado, como el petróleo, son combustibles fósiles que hay que traer del exterior y depender de los precios del mercado. El año pasado el gas licuado subió un 18 %, lo que se traduce este año en la tarifa eléctrica en una subida de un 6´2%.

Vienen, en gran medida, de países en conflicto y son finitas, por lo que la lucha por su posesión origina guerras innecesarias donde millones de personas sufren terriblemente.

En Canarias debemos diversificar nuestras fuentes de energía pero no la dependencia.

Porque el gas supone un riesgo para la seguridad.

Es un combustible altamente inflamable y explosivo, con numerosos accidentes y miles de víctimas mortales en su haber. En Canarias, donde estamos sufriendo movimientos sísmicos continuos, existe un riesgo añadido.

No se conocen informes de evaluación de riesgos ni medidas previstas para casos de accidentes.
También supone un riesgo para el suministro ya que al no poderse almacenar mucho tiempo en caso de no poder entrar los buques metaneros se agotaría el suministro.


Porque se ha planificado a espaldas de la ciudadanía.

La información que se ha dado por parte del Gobierno de Canarias ha sido extremadamente parcial, opaca y falta de veracidad, negándose, de forma continuada, a la invitación de expertos de todo ámbito y organizaciones sociales a debatir públicamente.

Porque es una energía obsoleta que ya se está retirando en otros países.

España cuenta ya con 13 centrales de gas que están generando pérdidas ingentes al sector por ser innecesarias. Según el Presidente de GasIndustrial, Juan Vila, con 2 o 3 serían suficientes hasta el 2030.

Porque hay que invertir en energías renovables.

Y el gas supondrá un gran freno para ello ya que hay que amortizar una inversión que, por ahora, sería de 800 millones de euros. Hay informes técnicos que demuestran que con menos inversión se conseguirían mayores resultados con renovables, siendo energías que sobran aquí, gratuitas e infinitas. El MW/h generado con combustibles fósiles cuesta 190€, con renovables 80€ MW/h y bajando.

Así cumpliríamos con los Tratados y Directivas europeas en materia medioambiental para evitar el Calentamiento Global.

El metano en los 20 primeros años en la atmósfera es 86 veces más potente para los gases de efecto invernadero que el CO2 y desprende al aire micropartículas cancerígenas.

Porque los ciudadanos de Canarias no queremos más energías fósiles.

 Así se demostraba en una encuesta encargada por el gobierno autónomo a la universidad de La Laguna en el 2014, donde el 71% rechazaba tanto el petróleo como el gas. Otra consulta sobre la necesidad o no del Gas Ciudad en Canarias, publicada en “Canarias 7” en este mes de febrero, y que sigue en curso, ha revelado que de más de 9.000 firmantes el 90,9% votó contra el gas.

Porque queremos un futuro limpio y en paz que genere riqueza para tod@s y garantice sin límites el abastecimiento energético.



Asociación Ecologista Salvar la Tejita.
Asociación Plataforma Ciudadana contra el puerto industrial de Granadilla.
Asamblea Ciudadana contra el Gas.

SUSTITUCIÓN DE LAS CENTRALES TÉRMICAS DE GRANADILLA Y LAS CALETILLAS POR ENERGÍA EÓLICA COMBINADA CON OTRAS ENERGÍAS RENOVABLES. UNA ALTERNATIVA AL GAS NATURAL.



En este artículo se estudia la posibilidad de sustituir las centrales térmicas de Granadilla y Las Caletillas por aerogeneradores combinados con la generación de electricidad por medio de otras alternativas basadas en las energías limpias.

La solución a la eliminación de los combustibles fósiles, pensamos que no hay que verla como la sustitución de una única fuente centralizada contaminante, por otra única fuente de generación de energía renovable centralizada.

Más bien la solución pasa por una generación descentralizada y diversa con la fotovoltaica y pequeña eólica en los edificios, combinada con acumulación de la energía sobrante en baterías eléctricas y a esto sumarles otras formas de producción de energía, de mayor potencia para la industria y grandes edificios públicos y de determinados servicios como hospitales, administración, y el transporte público y privado. De esta manera pensamos que no es muy difícil lograr la producción a demanda como la que proporcionan actualmente las energías fósiles.

A pesar de ello, supongamos que se trata de sustituir las dos centrales térmicas actuales con una sola fuente de energía renovable, en este caso la eólica.

Veamos pues la energía que tendríamos que ser capaces de proporcionar y que actualmente se obtiene en las dos centrales térmicas.

TIPO DE GENERACIÓN
POTENCIA
Dos Grupos de vapor de 80 MW cada uno funcionando en régimen base
160 MW
Dos Grupos diésel de 24 MW cada uno funcionando en régimen base y semipunta
48 MW
Dos turbinas de gas de 37 y 42 MW funcionando en régimen de emergencia y semipunta
85 MW
Dos ciclos combinados de 210 MW cada uno (dos turbinas de gas de 70MW c/u y una de vapor de 70 MW)
420 MW
TOTAL
713 MW

Fuente: Endesa Generación:

http://www.endesa.com/es/sostenibilidad/PoliticaSostenibilidad/PlanDeEndesa/compromisos/CompromisoMA/Documents/DA%20CT%20Granadilla%202012.pdf

Combinando la potencia de esta central más la de Caletillas con 288 MW y las renovables se cubre ampliamente la demanda de la isla, por lo que raramente funcionarían todas las turbinas a plena potencia. No obstante en las alternativas vamos tomar como potencia a sustituir la capacidad total de la central con energías fósiles.



La tecnología de aerogeneradores marinos, tiene varias ventajas sobre la terrestre, supone el mejor recurso eólico.

1.- El régimen de viento existente en el mar es más laminar que el de tierra y con una velocidad más constante, (aproximadamente un 50%) ello implica un mejor aprovechamiento del recurso eólico y una mayor vida útil del generador.

2.- El medio marino presenta menores obstáculos que el terrestre, por lo que su factor de cortadura es bajo, posibilitando menores alturas de buje

3.- No existen limitaciones de espacio, por lo que se pueden utilizar grandes áreas con instalaciones de elevada potencia.

4.- El impacto de la instalación es menor, tanto visual (si se hayan alejadas de la costa) como acústico.





En cuanto al régimen de vientos mostramos el mapa de España y Canarias, elaborado por el Ministerio de Industria

Si se observa dicho mapa, se pueden distinguir fundamentalmente cuatro zonas en las que, a priori, sería interesante una instalación offshore futura:

  • En el Golfo de Cádiz, con profundidades menores.

  • En determinadas zonas de la costa gallega.

  • En ciertas zonas de la costa mediterránea, si bien es cierto que sus vientos son menos frecuentes e intensos.

  • En las Islas Canarias, donde según la Escuela de Organización Industrial, se podrían instalar, según estudios, hasta 20.000 MW, si bien es cierto que posee fondo marinos profundos y sería necesaria una mayor inversión.

Fuente: Escuela de Organización Industrial

http://www.eoi.es/blogs/merme/comparativa-de-eolica-terrestre-y-marina-situacion-en-el-mundo-y-posibilidades-en-espana/

Veamos ahora el mapa de vientos elaborado por el Ministerio de Industria en las Islas Canarias:




Los colores se corresponden con esta escala de velocidad de vientos:






Como se puede ver la zona sur de Tenerife es donde se concentran los vientos más veloces de toda la isla confirmando las medidas tomadas por los dos observatorios de la OAG (Observatorio Ambiental de Granadilla) porque además precisamente en la zona del puerto industrial de Granadilla, es donde se concentran los vientos más altos de Tenerife.

Para poder atender toda la demanda que en los periodos de picos de mayor consumo proporciona la Central Térmica de Granadilla habría que instalar como mínimo 90 aerogeneradores de 8 MW, con ello se cubrirían de sobra los 713 megavatios que a máxima potencia puede generar la Central Térmica.

Pero seguramente harían falta un número indeterminado más para compensar los momentos en los que se unan vientos poco intensos con altas demandas. Suponiendo que se fuera a instalar 25 aerogeneradores más, llegaríamos a 115, número que no supera a algunas instalaciones existentes y que queda lejos de algunos parques marítimos proyectados. Por ejemplo en la costa de la central atómica destruida de Fukushima está prevista la terminación para 2020 de un parque eólico marítimo con 143 aerogeneradores con una potencia de medio gigavatio.

http://www.energiayrenovable.es/la-mayor-instalacion-eolica-marina-sera-construida-en-fukushima/

Hay que tener en cuenta que una única turbina de 8 MW es capaz de generar energía eléctrica para unos 8.000 hogares de manera que energía generada por unos 113 generadores (950 MW aproximadamente) cubriría el consumo eléctrico anual de cerca de un millón de hogares.

Ya existen proyectos en marcha similares para el norte de Europa en el siguiente enlace tenemos un ejemplo:


Esta tecnología no es nueva en Canarias, sin ir más lejos en Arinaga (Gran Canaria) se ha instalado el aerogenerador marino de 8 megavatios, más grande del mundo.


Además los aerogeneradores marinos tendrían un efecto beneficioso sobre los huracanes bajando la fuerza de los mismos.

http://www.adwenoffshore.com/products-services/products/8-mw-turbines/

De todas formas, para tener una fuente de generación de electricidad no dependiente del aire en determinados momentos puntuales habría que contar con una fuente de generación de electricidad alternativa.

Con la energía geotérmica que no depende del sol ni del viento y que está disponible las 24 horas del día, todos los días del año, tendríamos una fuente alternativa que apoyaría a la eólica en los picos y en los momentos en los que el cielo esté nublado y no haga viento. Igualmente con la energía hidroeólica que almacena la electricidad en forma de agua, al poder usar esta cuando sea necesario también podríamos cubrir las necesidades energéticas en momentos puntuales. Otra forma de obtener energía sin depender del viento o el sol es la energía mareomotriz, que aprovecha las mareas de diversas maneras, tampoco en esta ocasión estamos hablando de algo teórico, ya existen varios ejemplos en Europa


No obstante y a pesar de todas estas alternativas, vamos a hablar de otra forma de energía renovable que se podría aplicar en esos momentos deficitarios de la energía eólica.


Sustitución por hidrógeno del combustible de la Central Térmica de Granadilla.

El hidrógeno es el combustible más potente que existe, un kilogramo de hidrógeno equivale a 2,78 Kg de gasolina, 2.80 de gasoleo, 2,40 de metano y entre 2,54 y 3.14 de gas natural.

Es un combustible no contaminante porque para liberar su energía no emite nada de dióxido de carbono, tan sólo vapor de agua, su impacto ambiental es cero.

El hidrógeno es el elemento químico más ligero que existe, su átomo está formado por un protón y un electrón y es estable en forma de molécula diatómica (H2). A temperatura ambiente y presión atmosférica se presenta en estado gaseoso, es incoloro, inodoro, insípido y no es tóxico.

En la Tierra es muy abundante, pero se encuentra unido al oxígeno formando agua, o al carbono, formando compuestos orgánicos. Por tanto, no es un combustible que pueda tomarse directamente de la naturaleza, sino que es un vector energético (como la electricidad) y por ello se tiene que “fabricar.”

Para que no se generen emisiones de CO2 a la atmósfera en su proceso de producción, se tiene que evitar el empleo de combustibles fósiles para su fabricación.

El hidrógeno se puede extraer del agua del mar mediante un proceso de electrolisis que divide la molécula de agua en hidrógeno y oxígeno mediante energía eléctrica.

Si la energía eléctrica empleada en la electrolisis proviene de una fuente renovable, entonces el balance de emisiones de CO2 en el proceso de fabricación son cero.

Si se instala el parque de aerogeneradores marinos en la costa del sur de Tenerife, la Central Térmica de Granadilla dispondrá de toda la energía eléctrica proveniente del viento que necesite para producir hidrógeno.

El hidrógeno combinado con la energía eólica, se convierte en un sistema de almacenamiento del viento, ya que cuando cese éste, el hidrógeno producido anteriormente por los aerogeneradores, sustituirá a los mismos en la producción de energía eléctrica.

Al ser el gas más ligero que se conoce en la naturaleza, conviene no usar gaseoductos, ni transportarlo a grandes distancias, por las fugas que se pudieran producir. Esto es totalmente evitable si la planta de fabricación de hidrógeno se ubica en el lugar de la Planta regasificadora sustituyendo a esta y suministrando hidrógeno a la central contigua en caso necesario.

Los motores de explosión de gasolina y gasoleo, pueden funcionar perfectamente con hidrógeno adaptándolos. De hecho ya existen en el mercado algunos automóviles que usan como combustible el hidrógeno constituyendo una alternativa a las baterías eléctricas. Esta alternativa todavía no está resuelta por la industria automovilista.

https://es.wikipedia.org/wiki/Veh%C3%ADculo_de_hidr%C3%B3geno


Los generadores diesel que tiene actualmente la central, podrían funcionar con hidrógeno, adaptándolos para que consuman este combustible, y puedan dar servicio a la red eléctrica de la isla, en los momentos de emergencia o de picos de consumo eléctrico.

La sustitución del fuel oil en las turbinas de gas de ciclo combinado posiblemente entrañe mayor dificultad técnica, habría que realizar estudios técnicos al respecto, pero pensamos que no es imposible ya que lo mismo que se quieren adaptar al Gas Natural Licuado, se pueden adaptar al Hidrógeno licuado, que no deja de ser un gas en condiciones similares al GNL.

PILAS DE COMBUSTIBLE

Son dispositivos electroquímicos capaces de transformar directamente la energía química de un combustible en energía eléctrica. Al no estar basados en procesos de combustión, su eficiencia es mucho mayor, consiguiéndose así un mejor aprovechamiento del combustible.

Una batería de pilas de combustible, funcionaría igualmente como un almacén de energía eólica, al fabricarse el hidrógeno necesario para el funcionamiento de la pila de combustible con la fuerza del viento. Igualmente se podría utilizar esta energía en momentos de emergencia o de picos de consumo, combinados con vientos de baja fuerza.

Esta alternativa, tiene la ventaja de que la inversión realizada en la Central Térmica de Granadilla no se perdería, continuando su vida útil.

De nuevo nos preguntamos: ¿Por qué si ya existe la tecnología adecuada basada en las energías renovables, tenemos que dar un costoso paso intermedio hasta llegar a ellas, si al final tendremos que dar el salto inevitablemente a las energías limpias posiblemente con un horizonte de 20 o 30 años? ¿Le va a dar tiempo a las empresas que monten esta energía a amortizar la inversión?

El artículo 103.1 de la Constitución dice lo siguiente: La Administración Pública sirve con objetividad los intereses generales y actúa de acuerdo con los principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación, con sometimiento pleno a la ley y al Derecho.”

¿Donde está el interés general de una planta regasificadora que puede ser sustituida por una tecnología nueva, más barata, inagotable, limpia y que genera más puestos de trabajo estables? ¿A quien beneficia realmente la planta regasificadora de Granadilla? Al bolsillo de los ciudadanos, desde luego no, ya que tendrán que pagar unas tarifas energéticas cada vez más caras por el coste de extracción del gas que inevitablemente subirá por su agotamiento.


Isidro López Neira, abogado ambientalista y miembro de la Plataforma Ciudadana contra el puerto industrial de Granadilla.


10 de febrero de 2018

La energía Geotérmica en Canarias





Por esas paradojas de la vida, nos encontramos que la empresa que quiere construir la planta regasificadora de Granadilla, a la vez proporciona información suficiente para contradecir la conveniencia de esa planta industrial en una página web que patrocina.

De la página http://twenergy.com/energia/energia-geotermica de Endesa que sería la constructora de la planta de regasificación, extraemos la siguiente explicación:

“La energía geotérmica es una fuente de energía renovable que aprovecha el calor que existe en el subsuelo de nuestro planeta. Sus principales aplicaciones se dan en nuestra vida cotidiana: climatizar y obtener agua caliente sanitaria de manera ecológica tanto en grandes edificios (oficinas, fábricas, hospitales, etc.) como en viviendas.
Los recursos geotérmicos de alta temperatura (más de 100-150º C) se utilizan para generar energía eléctrica, mientras que aquellos con temperaturas menores son óptimos para los sectores industrial, servicios y residencial.”
Continuamos leyendo en la misma página twenergy de Endesa:

http://twenergy.com/a/la-energia-geotermica-en-espana-416

“En los años 70 el Instituto Geológico y Minero de España (IGME) elaboró el primer Inventario General de Manifestaciones Geotérmicas de España, que sirvió de base para posteriores estudios, mediciones y perforaciones. Así se llegó a saber que las áreas más interesantes se sitúan en el sureste (Granada, Almería y Murcia), en el nordeste (Barcelona, Gerona y Tarragona), en el noroeste (Orense, Pontevedra y Lugo) y en el centro de la península ibérica (Madrid). Pero la única zona con posibilidades de existencia de yacimientos de alta temperatura se localiza en el archipiélago volcánico de las Islas Canarias.”

Como podemos ver la única región de España en la que se podría usar la energía geotérmica para la obtención de electricidad, es Canarias. Esto lo dice la propia Endesa, que construirá la planta de regasificación de gas licuado.

En realidad todas las islas emergidas del mar en el planeta, están consideradas como yacimientos geotérmicos. Por ejemplo: Cerca del 81 por ciento de la oferta de energía primaria en Islandia viene de fuentes locales de energía renovable. En 2007, la Energía geotérmica proporcionaba alrededor del 66 por ciento del total de energía del país, que alcanza hasta el 81% de fuentes renovables.

Las temperaturas que se podrían alcanzar en Tenerife estarían en torno a los 150 grados que además de permitir obtener electricidad por medio de vapor de agua, también permitiría fabricar hidrógeno, con lo cual se podrían combinar ambas tecnologías (la geotérmica y la del hidrógeno) para mantener el suministro constante de electricidad y también la diversificación de fuentes de energía, si bien la geotérmica es constante, porque no depende de las condiciones climatológicas.

Ya tenemos una evidencia más de que la inversión en una infraestructura para la distribución de gas en la isla no tiene sentido. Con la capacidad que tiene Tenerife para obtener vapor de agua a 150 grados de forma inagotable por sus características geológicas, se invalidan las inversiones aprobadas y proyectadas. La energía geotérmica es inagotable, gratuita una vez hecha la inversión y no contamina. Además no depende de las condiciones climáticas y puede funcionar a demanda las 24 horas del día. Incluso puede servir para almacenar la energía en forma de hidrógeno, que a su vez puede transportarse y usarse en otros lugares como en hidrogeneras (gasolineras de hidrógeno) o para alimentar pilas de combustible.

También se puede aplicar esta energía con una inversión menor a la obtención de agua sanitaria o para refrigeración en los complejos hoteleros, o edificios de viviendas,  mediante el uso de bombas de calor, reduciendo considerablemente la demanda energética para estos menesteres.

¿Para qué queremos el gas en Tenerife? ¿Donde está el interés público o general en desperdiciar todo este dinero, en un paso intermedio hacia las renovables, cuando podemos ir directamente hacia unas energías limpias?



Isidro López Neira


Abogado ambientalista.

Hidrógeno, la alternativa limpia al gas para el transporte.


1/2/2018


Últimamente nos quieren convencer de que el tránsito hacia las renovables pasa por el Gas Natural Licuado de forma inevitable, hasta que se desarrollen otras tecnologías más limpias.


Ponen dos ejemplos en los que afirman que es evidente la necesidad de este paso intermedio, los buques y la aviación, pues bien, nada más lejos de la realidad.


Existe un combustible alternativo que es el hidrógeno, con una tecnología que no es tan nueva ya se desarrolló en la segunda guerra mundial


https://mundialino.wordpress.com/2015/05/04/armas-especiales-alemanas-x-eleckroboote-el-nuevo-submarino-tipo-xxi/


La armada de algunos países, ha aplicado esta tecnología a los submarinos, porque son un sustituto perfecto de los motores de energía nuclear.


Tengo noticias, pero sin confirmar de que también la armada española, desarrolló un proyecto de submarino movido por pilas de hidrógeno.


El hidrógeno es un sustituto perfecto del Gas Natural y de cualquier combustible fósil.

Estas son las equivalencias de su poder calorífico:


1 kg de H2 ↔ 2,78 kg de gasolina ↔ 2,80 kg de gasóleo ↔ 2,40 kg de metano ↔ entre 2,54 y 3,14 kg de gas natural (dependiendo de la composición del GN) ↔ 2,59 kg de propano ↔ 2,62 kg de butano ↔ 6,09 kg de metanol

El hidrógeno lleva usándose desde hace décadas en la industria aeroespacial, las lanzaderas y los cohetes que orbitan la tierra, se han puesto en órbita por medio de este combustible.

Se puede extraer del agua por medio de energías renovables y el resultado de su combustión es vapor de agua, no contamina, ni emite CO2 a la atmósfera.

En los barcos se pueden combinar distintas tecnologías para obtener hidrógeno por medio de la electrolisis con el agua del mar, de esa manera se almacenaría la electricidad obtenida por medio del sol o el viento. Si un barco tiene paneles rígidos orientados por ordenador para aprovechar la fuerza del viento, se puede ahorrar hasta un 40 % de combustible. Si además de estos paneles le añadimos aerogeneradores para producir electricidad y además placas solares fotovoltaicas, se podría obtener hidrógeno por electrolisis del agua del mar. Hidrógeno que se almacenaría para alimentar el motor de hidrógeno o bien las pilas de hidrógeno que impulsan el barco. Prácticamente se autoabastecería de combustible el buque sin necesidad de repostar.

En realidad nos encontramos aquí con dos formas de utilización del hidrógeno, una es usándolo directamente como combustible quemándolo como el Gas, el gasóleo o el Fuel y otra es mediante pilas de combustible que generan electricidad y consumen hidrógeno. En todo caso de la combustión el único residuo que queda es vapor de agua.

Se puede obtener más información en la web de la Asociación Española del Hidrógeno.

http://www.aeh2.org/

También podemos ver distintos ejemplos de barcos y submarinos movidos por hidrógeno en los siguientes enlaces:

http://staff5.com/bound4blue-la-vela-nos-lleva-futuro-mas-limpio/


https://actualidad.rt.com/ciencias/view/57388-rusia-probara-nuevo-submarino-secreto-propulsado-hidrogeno-fines

http://www.dw.com/es/en-hamburgo-zarpa-el-primer-barco-impulsado-por-hidr%C3%B3geno/a-3748301

http://www.gstriatum.com/energiasolar/blog/2016/09/13/un-barco-navegara-alrededor-del-mundo-utilizando-solo-energia-eolica-solar-y-combustible-de-hidrogeno/

https://www.natura-medioambiental.com/islandia-desarrolla-primer-barco-alimentado-a-hidrogeno-como-combustible/

https://es.wikipedia.org/wiki/Submarino_pr_617

https://es.wikipedia.org/wiki/Buque_de_hidr%C3%B3geno


No es cierto que el gas natural sea un obligado paso intermedio hacia las renovables, nuevamente nos encontramos aquí con un problema de voluntad política, los políticos no tienen ni la iniciativa, ni la voluntad para potenciar el desarrollo del hidrógeno en el transporte marítimo, y escuchan a las multinacionales gasísticas que no están interesadas en el desarrollo de una energía limpia y prácticamente inagotable.


En el tema de la aviación pasa exactamente lo mismo. Ya hay líneas de desarrollo de aviones propulsados por hidrógeno. Estos aviones serían estratosféricos y viajarían a velocidades 8 veces superiores al sonido, aquí se puede ver información sobre ellos.

http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/09/150917_vert_fut_aviones_supersonicos_en_2030


Estos aviones están pensados para sustituir al Concorde y al Tupolev, pero nada impediría que se hicieran estudios para poder adaptar los motores actuales de los aviones para que usaran hidrógeno en vez de fuel. Pero claro, parece que las multinacionales gasísiticas no quieren perder su negocio y agotar todas las reservas de gas del planeta. De todas formas empiezan a aparecer líneas de desarrollo:


https://www.xataka.com/vehiculos/el-primer-avion-impulsado-por-un-sistema-hibrido-de-hidrogeno-emprendera-el-vuelo-en-2016


También existen ya pequeños aviones movidos por pilas de combustible de hidrógeno.

http://www.europapress.es/ciencia/laboratorio/noticia-primer-vuelo-avion-cuatro-pasajeros-pila-hidrogeno-20160929180621.html

https://actualidad.rt.com/actualidad/227993-china-avion-pilar-combustible-hidrogeno


De nuevo comprobamos con tristeza que la tecnología está, sólo hace falta inversión para desarrollarla, y los políticos de turno con una visión corta, muy corta y olvidándose de velar por el
interés general, para lo que fueron elegidos, no se les ocurre otra cosa que invertir en una tecnología y en un combustible que quedará obsoleto en un periodo de tiempo cercano. El horizonte temporal de la utilización del gas, está a la vuelta de la esquina, varios estudios han calculado que el gas ya ha llegado a su cenit y a partir de aquí, la producción bajará, los más optimistas calculan que en 2050 ya no será rentable la extracción, mientras que otros sitúan esa fecha entre 2030 y 2040. ¿Porqué no emplear todos nuestros esfuerzos en el desarrollo del hidrógeno para el transporte pesado? En los ferrocarriles ya está en marcha:


http://forococheselectricos.com/2017/11/alstom-comienza-vender-trenes-impulsados-por-hidrogeno.html


En los camiones ya existe una competición entre los motores movidos por el hidrógeno y los eléctricos.

https://www.20minutos.es/noticia/3016979/0/toyota-pila-combustible-camion/

https://elpais.com/tecnologia/2017/11/17/actualidad/1510883813_858789.html


Es incomprensible que se quiera construir una infraestructura enorme para abastecer de gas a toda la isla de Tenerife, que costará cientos de millones de euros, que aumentará la peligrosidad para los ciudadanos, a parte de que incrementará la pobreza energética de las familias. El gas hay que pagarlo, la inversión en toda la infraestructura gasística también, y habrá que pagarla pronto, no vaya a ser que cuando se quite el impuesto al sol, no sean rentables las energías fósiles y no se puedan amortizar los millones que se han invertido en esta tecnología obsoleta. El sol, el agua, las olas, el aire y el magma no cuestan nada y son inagotables, como la ambición y la sed de beneficios de las multinacionales, aunque sea a costa de los ciudadanos de Canarias.


Isidro López Neira. Abogado ambientalista.

IUC rechaza la construcción de un depósito de gas


Izquierda Unida Canaria (IUC) en Los Realejos muestra su rechazo a la planificación de la construcción de un depósito de gas en el polígono industrial de La Gañanía "para abastecer en el futuro al municipio del Puerto de la Cruz".
Jonás Hernández, concejal de IUC en Los Realejos, afirma que "el Gobierno de Canarias ha acelerado todas las licencias y trámites para implantar el gas en Canarias. El 24 de febrero de 2017 adjudicó la distribución de gas licuado en 8 municipios de las islas, entre ellos el Puerto de la Cruz, y el 14 de noviembre de 2017 sometió a información pública la autorización administrativa y aprobación del proyecto de construcción de depósitos y de las instalaciones de distribución de combustibles gaseosos".
"Respecto al proyecto del Puerto de la Cruz, el almacén del gas se ubicará en Los Realejos, dentro del citado polígono industrial, por encima de la rotonda de Mercadona, y estará formado por dos depósitos con 45.900 litros", sostiene Hernández, que también señala que "la canalización consistirá en una manguera de plástico de diferentes diámetros enterrada a lo largo de la carretera general de la Zamora y La Montaña hasta cruzar la autopista TF-5 por el barranco de la Raya hacia el Puerto de la Cruz".
Hernández sostiene que "la Oficina Técnica Municipal de Los Realejos aún no tiene constancia ni solicitud por escrito de petición de licencia para la ejecución de las obras incluidas en este proyecto".

LA IRRESPONSABLE PERRETA DEL GAS




Escrito por Antonio Morales Méndez
  
Lunes, 08 de Enero de 2018

Hace unas semanas, el Banco Mundial anunció, en la Cumbre del Clima en París, que dejará de financiar la exploración y extracción de petróleo y gas después de 2019. Comunicó, además, que está "en el camino de cumplir su objetivo de que el 28 % de sus préstamos para 2020 se destinen a la acción climática". A partir de fines de 2018, el Grupo del Banco Mundial informará anualmente además sobre las emisiones de gases de efecto invernadero de los proyectos de inversión que financia en sectores clave, como el energético. Ha sido un mensaje contundente a aquellas instituciones y estados que siguen subvencionando los combustibles que producen gases de efecto invernadero mientras proclaman, al tiempo, la necesidad de implantar las renovables. ¿No les suena acaso a lo que está sucediendo en Canarias y en toda España?
La Unión de Bancos Suizos ha elaborado un informe en el que asegura que la época de las grandes centrales de generación ha llegado a su fin y anima a sus clientes a “unirse a la revolución de las renovables”. Y habla de generar energía en los hogares y en las pymes… Morgan Stanley acaba de aportar un informe en el que dice que las renovables se van a convertir en 2020 en las energías más baratas del mundo. Seb Henbest, autor principal del informe Bloomberg New Energy Finance, ha declarado recientemente que duda que el gas pueda jugar el papel de energía de transición ya que “las energías eólica y solar se están volviendo demasiado baratas demasiado rápido”. El consejero delegado y director general de la energética italiana Enel, Francesco Starace, ha afirmado que el grupo prevé cerrar todas sus instalaciones termoeléctricas en menos de 20 años, en torno a 2035. Starace reconoce que el objetivo de cerrar el parque termoeléctrico del grupo responde a motivos medioambientales pero también económicos: "Está empezando a ser más conveniente construir nuevas instalaciones que utilicen energías renovables que mantener en activo plantas termoeléctricas cuya inversión ya ha sido amortizada".

Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional, que no es sospechosa de ser  ecologista precisamente, como ninguno de que los que he citado anteriormente, ha declarado recientemente que hay que aplicar “gravámenes similares al carbón, al gas natural y a otros productos derivados del petróleo”. Un reciente informe del Tribunal de Cuentas Europeo sobre la seguridad del suministro establece que "la Comisión ha sobreestimado persistentemente la demanda de gas (...), y necesita restaurar la credibilidad de las previsiones que realiza'. Podría seguir citando ejemplos de cómo el sistema financiero mundial ha entendido perfectamente la demanda de la sociedad, del planeta y las demandas de negocio de futuro y la lista se haría amplísima…

Es lo que nos dicen también insistentemente  los informes científicos. El más reciente es el realizado por el prestigioso  Tyndall Center For Climate Research inglés y la  Universidad de Teesside que sostienen que Europa necesita abandonar urgentemente el uso del gas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero a los niveles acordados internacionalmente. Y demuestran que, de continuar con el ritmo actual de quema de gas y otros combustibles fósiles, los Estados miembros superarán el límite correspondiente de emisiones de CO2 fijado para no superar los 2°C en tan solo nueve años. Advierten que Europa “solo puede permitirse 9 años más de combustibles fósiles y que necesita transitar hacia un sistema energético libre de combustibles fósiles, incluido el gas, que deben dejar de tener un papel sustancial en un sistema energético compatible con los 2°C antes de 2035”. Debido a los altos niveles de emisiones de CO2 y metano a lo largo del ciclo de vida del gas, los autores concluyen categóricamente que "es imposible poner el punto de mira en reservas adiciones de combustibles fósiles"; "es imperativo un plan urgente para eliminar la quema del gas natural existente y el uso de otros combustibles fósiles en toda la UE".

Y no cabe la menor duda de que la ciudadanía, las instituciones locales y muchos países también son conscientes de ello. El Ayuntamiento de Ámsterdam ha publicado un plan para deshacerse de la cocina de gas y la calefacción central. El año que viene, el objetivo es eliminar 10.000 viviendas de la red de gas, dijo el concejal de la ciudad Abdeluheb Choho. Además, ya se están construyendo dos nuevas zonas residenciales sin enlaces a la red de gas. La ciudad tiene planes para construir 50.000 nuevos hogares en los próximos 10 años y ninguno tendrá calefacción de gas o instalaciones de cocina de gas.

Noruega dejará de utilizar gas para calefacción en sus ciudades a partir de 2020. Se trata del primer país que llevará a cabo esta prohibición en todo el mundo. Con esta medida, el país nórdico piensa dejar de emitir 340.000 toneladas anuales de gases de efecto invernadero.

Pero en Canarias a este Gobierno y seguidores les encanta remar contracorriente. Predicar una cosa y hacer otra, como señaló el Banco Mundial. Y nos quieren meter con calzador el gas. Nos quieren introducir el gas natural licuado y las regasificadoras a cualquier precio. Y el aire propanado como paso previo para establecer una infraestructura gasística. 
   
Y eso a pesar de que a mediados de mayo  pasado, la Comisión Europea y 14 países miembros de la Unión Europea firmaron en La Valetta, Malta, una declaración oficial de apoyo a las energías renovables en las 2.700 islas de la comunidad europea. En el manifiesto “Energía Limpia para las Islas” hacen especial hincapié en señalar que su singular situación geográfica las hace idóneas para soluciones innovadoras y atractivas para la producción de energía endógena, respetuosa con el medio y sostenible; que reúnen las mejores condiciones para ser arquitectas de su propia transición energética; que la insularidad las hace casi absolutamente dependiente de los combustibles fósiles; que el turismo, clave para muchas de sus economías, ejerce por su fuerte demanda de energía, una presión sobre los recursos naturales y sus infraestructuras; que hay que tener muy en cuenta su vulnerabilidad frente al cambio climático… Y declaran la determinación conjunta de promover y apoyar más las transiciones de energía limpia a medida para las islas y actuar sobre el terreno para aunar esfuerzos públicos y privados y esforzarse  para acelerar la transición a la energía limpia.
       
Y a pesar de que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha concluido en un informe que "no es conveniente" autorizar la construcción de una planta de gas natural licuado (GNL) en el Puerto de Granadilla, en la isla de Tenerife. El documento señala también que, de momento, no hay garantías de uso de la regasificadora y tampoco hay estudios que garanticen su sostenibilidad económica. Y coincide exactamente con los planteamientos de la asociación GasINDUSTRIAL  que nos dice, en referencia a la regasificadora de Granadilla, que no se debe tropezar en la misma piedra y  antes de volver a cometer un error garrafal, debe tenerse en cuenta la previsión de consumo de gas para Canarias teniendo en cuenta el incremento de renovables en el horizonte y el futuro aumento de la eficiencia en todos los procesos de consumo de gas y electricidad y que solo debería construirse la planta si existiera justificación de negocio…

Lo dejaron muy claro también recientemente los exministros del PSOE y el PP, Sebastián y Margallo en una visita a Gran Canaria señalando que  "no tiene sentido pensar en el gas cuando podemos optar por energías autóctonas" y que “Canarias está en una "posición ideal" para explorar las renovables antes que el gas, una de las prioridades de la UE para la regiones ultraperiféricas.

Y en esa línea, a contracorriente e irresponsablemente,  dando pasos hacia atrás, aparece un proyecto para las islas de introducción del gas ciudad. Abrir calles, aceras y edificios para que volvamos a las cocinillas de gas y al peligro (no se olviden del accidente del Hotel Cordial). Con un crédito del Banco Europeo de Inversiones de 160 millones de euros, sin ningún estudio de mercado, sin clientes que lo demanden (en España el 79 % de la población vive en municipios con gas natural, pero curiosamente solo el 30 % tiene contratado el gas)… Redexis, esta es solo una de las operadoras, con la complicidad del Gobierno de CC, pretende así llevar el gas a 425.000 viviendas de Canarias trasladándonos al siglo pasado y vendiendo falsamente ahorro, menos contaminación, empleo, impulso a las empresas, ayuda a la penetración de las renovables… Y además no cumple con el PIO, no cuenta con el visto bueno de la mayoría de los municipios, ni de muchos empresarios…

Ese no es el camino. Lo vuelvo a repetir. Para Canarias la alternativa está en la eficiencia, el ahorro, la generación distribuida, el autoconsumo, las centrales hidroeólicas, las plantas solares, los parques eólicos en tierra y en el mar, la geotermia, la aerotermia, la energía marina, la biomasa endógena, la movilidad eléctrica, el tratamiento limpio de los residuos, la arquitectura bioclimática, la reforestación, la creación de industrias renovables, la formación de los jóvenes para hacer frente a un nuevo modelo energético… Insisto una vez más: todo eso, menos el gas.

La Asociación “Plataforma ciudadana contra el puerto industrial de Granadilla” presenta alegaciones contra el Gas ciudad en Canarias.



(Imagen del proyecto de canalización de gas en San Isidro, un ejemplo del disparate que se pretende)


8/1/18

“Con un presupuesto presentado por GASCAN de 600 millones de euros, sólo en las dos plantas de gas, en Tenerife y Gran Canaria, y los gaseoductos que lo portarían al norte y sur de las islas, sin contar con la red de distribución, motivo de estas alegaciones, que supondrían unos 200 millones de euros más, estaríamos hablando de una inversión de 800 millones de euros que hipotecarían el futuro de todos los canarios”

La asociación “Plataforma ciudadana contra el puerto industrial de Granadilla” ha presentado, el pasado viernes, pliego de alegaciones contra la solicitud de autorización administrativa, aprobación del proyecto de construcción y reconocimiento, en concreto, de la utilidad pública del proyecto de instalaciones de distribución de combustibles gaseosos por canalización en diferentes municipios de Tenerife y Gran Canaria, presentada por Redexis Gas.

Después del informe desfavorable, en el mes de octubre pasado, de la Comisión de los Mercados y la Competencia  respecto a la autorización de construir una planta de gas licuado en Granadilla de Abona, y de que la empresa ENAGAS retirara una partida de 70 millones de euros destinada a dicha planta, y con la citada autorización administrativa paralizada por el Tribunal Supremo de España, el Gobierno de Canarias se ha agarrado al clavo ardiendo de la empresa Redexis. Redexis gas se ha “ofrecido” a invertir 195 millones de euros en la instalación de una red de tuberías para distribución de aire propanado, de 2.945 km en total,  en ocho municipios de Tenerife y Gran Canaria.

Con nocturnidad y alevosía han aprovechado las fechas navideñas para proceder a la solicitud de autorización administrativa, a la dirección General de Industria y Energía, de este proyecto, con el general desconocimiento de la mayoría de los ciudadanos.

En el informe de la CNMC ya se puso de manifiesto la inexistencia de demanda ciudadana y de informes que avalen la viabilidad económica de la entrada del gas en las islas.

Con un presupuesto presentado por GASCAN de 600 millones de euros, sólo en las dos plantas de gas, en Tenerife y Gran Canaria, y los gaseoductos que lo portarían al norte y sur de las islas, sin contar con la red de distribución, motivo de estas alegaciones, que supondrían unos 200 millones de euros más, estaríamos hablando de una inversión de 800 millones de euros que hipotecarían el futuro de todos los canarios.

El propio presidente de GasIndustrial, Juan Vila, hizo, a finales del mes de octubre pasado, unas durísimas declaraciones, en un artículo publicado por el Periódico de la Energía, titulado “En esta piedra ya tropezamos” donde declara que en España hay 6 centrales de gas y que con 2 o 3 tendríamos más que suficientes hasta el 2030, que estas centrales están provocando gastos millonarios al sistema energético y provocando la pérdida de competitividad en el sector. Estas declaraciones, y otras muy críticas, las hacía en referencia a la planta de gas que se pretende construir en Canarias y explica que el gas es un combustible necesario cuando no hace sol o no hay viento.

El proyecto, motivo de las alegaciones presentadas y según las mismas, incumpliría numerosas leyes como el Real Decreto 13/2012 de 30 de marzo que suspende la tramitación de gaseoductos de transporte y estaciones de regulación y medida, la Directiva 2009/28/CE del Parlamento Europeo de 23 de abril relativa al fomento del uso de energías renovables (ni el gas natural licuado, ni el gas propano lo son), el Código Técnico de la Edificación, relativo al uso de energías renovables de propia generación en las edificaciones, la Directiva 2012/27/UE y la Recomendación 2016/1318 de la Comisión Europea, la Ley 24/2013 de 26 de diciembre del Sector Eléctrico, etc.

Según el Plan Energético de Canarias, PECAN, aprobado por el gobierno de Canarias en el año 2007 la cuota de energía procedente de fuentes renovables tenía que haber sido de un 30% en el año 2015. A día de hoy, 2018, generamos apenas un 8%. Así mismo Canarias se propuso oficialmente llegar a 2025 con el 45% de su demanda de electricidad cubierta con energías renovables. El gas no es una energía renovable, el GNL tiene una capacidad 58 veces mayor que el petróleo de producir efecto invernadero, el aire propanado, según el IDAE, contamina bastante más que el GNL y se utiliza provisionalmente antes que el GNL. Son  combustibles obsoletos que se están retirando ya en otros países, y una inversión multimillonaria para introducirlos en Canarias se aleja totalmente de los compromisos del propio Gobierno de Canarias y aleja al archipiélago de los compromisos internacionales con el medio ambiente y la salud de las personas.

Así mismo, tratándose el gas, en cualquiera de sus formas, de un combustible muy peligroso, altamente inflamable y explosivo, no existen informes de las posibles afecciones al medio natural, ni a los ciudadanos, ni informes sobre la sinergia de esta instalación junto con las ya existentes o proyectadas en el Polígono Industrial de Granadilla. No hay informes  que avalen la seguridad en caso de accidentes, explosión, escapes, roturas de tuberías, ni sobre la importancia del vulcanismo y los movimientos sísmicos que han aumentado considerablemente en los últimos años en Canarias, y que pudieran afectar a esta ingente red de tuberías de gas. No se conocen los informes preceptivos del Consejo Insular de Aguas, del Cabildo Insular sobre carreteras y paisaje, de Telecominicaciones, Red Eléctrica, Viceconsejería de Medio Ambiente, etc

No existe una verdadera utilidad pública de estos proyectos. Existen múltiples alternativas más eficientes, limpias y menos costosas para las arcas públicas.

Canarias necesita diversificar sus fuentes energéticas pero no diversificar su dependencia del exterior. En Canarias contamos con el sol, el viento, las energías marinas, las energías del calor de la tierra, etc, y existen ya proyectos viables y tecnología cada vez más avanzada que permitiría una máxima eficiencia a un menor coste, y sin dañar al medio ambiente.

Por todo ello y más, esperamos que estos proyectos que van contra el interés general sean anulados  y que se lleven a cabo, sin demora, las inversiones oportunas para la generación de energía por medio de fuentes limpias, renovables e infinitas que nos regala la Madre Naturaleza, por el bien de todos,  y que podamos verlo hecho realidad.


Asociación Plataforma ciudadana contra el puerto industrial de Granadilla.